jueves, 17 de septiembre de 2009

"Epístolas de la Tarde" de Sarita Medina López





Villa de San Carlos de Austria
30 de septiembre de 1992


Karlo:

Hoy no tengo el manto de mis delicadas pieles que acariciaste la otra noche, ni sostengo en mi boca el verso sedoso y blanco que me escuchaste; de seguro hoy no lanzaría mis brazos de virgen hasta la inquietante invitación de los tuyos y a la irresistible llama de tu boca.

No tengo en este momento las tibias palpitaciones que te fascinaron, ni los apenas perceptibles perfumes que retuviste con tus besos. Soy ira irremediable, no sientes acaso el calor de mis ráfagas enfurecidas?, no soy todos aquellos niños, con hiel he untado mis pies que has sostenido con tus manos enloquecidas.

Es el miedo de no verte, Karlo, que maléfico me posee y lanzo zarpasos por las calles y quiero, cual catástrofe, arrasar con esta Villa, hasta acabar con el último vestigio de tu ausencia. Es el miedo a que te quedes en la maraña terrible de la desesperación sin saber cuánto te amo.


Ven a devolverme mis dulzuras


Isabel


Medina López, Sara. (1993). Asociación de Escritores del Estado Cojedes. Colección Experimental, Número 02.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada