jueves, 17 de septiembre de 2009

Poemas de Francisco Javier Frías Vilera


Confío irremediablemente

Confío irremediablemente
en la orientación de las aves
poseen un norte preciso
esperé pacientemente su regreso
deben traer consigo un trozo de esperanza
reflejado en sus ojos.



Aunque mi rostro no exista

Aunque mi rostro no exista
mis pensamientos serán mil palabras
no me dirás que no te enteraste.

Infinitamente

Infinitamente serás la línea
que suele diferenciar
las estrellas de la noche.

Te seduje
confundiéndose nuestras manos
en una agonía cubierta de sábanas.

Mi corazón es el guardián

Mi corazón
es el guardián de tu mirada
se encuentra de espaldas
a la noche
y desprende las entrañas
que tratan de ocultarte.

De nada sirve

De nada sirve olvidar el pasado
en algún lugar de la memoria
la tendríamos
saturada
para siempre.

Tu forma de ser

Conocí tu forma de ser
cada milímetro de tu cuerpo
me pertenece
has embrujado a todos
con tu mirada rasgada de inocencia
y nadie pudo enlazar
la noche de sortilegios que amamos.


Pintura de Dawn Price
Pájaro de la noche


Tomados del libro El tejedor de sueños "Sólo presagios". Fondo Editorial IPASME (2006). Premio XIII Concurso Anual de Literatura IPASME.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada