jueves, 10 de septiembre de 2009

Poema de Héctor Alonso Ochoa López "Los ojos de Sevilla"


No por la ciudad, sino por ti.
Para Yesenia,
los ojos más bellos de la historia.



Estaba ciego,
hasta que tú a quemarropa encendiste
y fortaleciste mi espíritu
cristiano del alma, que ahoga las lágrimas
para pronunciar las palabras veraces y austeras
que se clavan como garfios en las almas
las arrancan para siempre del pecado
con un guiño de ojos
con el parpadeo roce de otras manos
con el aliento de otras bocas
Como sea...
Uno no se cansa jamás de cambiar
desde el primer día de la creación
la fuerza de la vida sopla sin espanto
Ante tus ojos Sevillana, un perro de fuego corre
hacia las soledades de mi alma
mi corazón dejó de llamar vanamente en sus adentros
regocijando en su extravío
pequeños y lustrosos pájaros se alejan
una nube pasa de un lado a otro de la muerte
ante tus ojos Sevillana
mis palabras se convierten en un puñado de nombres
pero existo, soy inmortal.



Del libro Besos en blanco y negro. (2004)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada